top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

Arqueólogos chinos profundizan en el proceso de construcción de los Guerreros de Terracota

Los arqueólogos han llegado a la conclusión de que los brazos de estas figuras se crearon por separado.


Por Fabián Pizarro


Arqueólogos chinos han progresado más en la investigación y restauración de objetos funerarios que se encuentran dentro de una de las tumbas del emperador Qinshihuang. Asimismo, han podido aclarado interrogantes sobre el proceso de construcción de los míticos Guerreros de Terracota y sus armas.


Los arqueólogos, que han restaurado más de 140 guerreros de terracota, han llegado a la conclusión de que los brazos de estas figuras se crearon por separado y luego se unieron después de que los cuerpos fueron hechos y cubiertos con arcilla fina. La talla detallada se completó antes de que se unieran los brazos, precisó la Administración Nacional del Patrimonio Cultural de China.


En el pozo No. 1 se identificaron una gran variedad de armas con diferentes longitudes y funciones, incluyendo armas de ataque de largo alcance, escudos para la defensa, así como tambores y baquetas utilizadas para comandar soldados.


La tercera excavación del pozo No.1 comenzó en 2009, abarcando un área de aproximadamente 430 metros cuadrados. Hasta la fecha se han identificado más de 220 figuras de terracota, 16 caballos de terracota, cuatro carros y otras reliquias culturales.


Recientemente fue excavado un sitio de ruinas históricas de la provincia de Shaanxi. Allí los arqueólogos descubrieron restos arquitectónicos como templos, viviendas y tiendas, así como esculturas con características de los grupos étnicos Han y Mongol. Se especula que este sitio sirvió como mercado de ambos grupos durante la dinastía Ming (1368-1644), reflejando la fusión de diferentes grupos étnicos de la antigua China.



0 comentarios

Comentarios


bottom of page