top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

Beijing sostiene que declaración del G7 sobre China “está llena de arrogancia y prejuicios”

China asegura que “3l G7 no representa al mundo y que los siete países sólo representan el 10% de la población mundial.


Por Fabián Pizarro.


Lin Jian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, sostuvo que  “La declaración del G7 volvió a exagerar los temas relacionados con China, calumniando al país con acusaciones infundadas que carecen de base fáctica, fundamentos legales y cualquier sentido de moralidad, lo cual es un cliché lleno de arrogancia, prejuicios y mentiras”.


Lin hizo las declaraciones en respuesta al Comunicado de Líderes del G7, en el que se hicieron comentarios irresponsables sobre la situación en el estrecho de Taiwan, también sobre cuestiones relacionadas con el Mar Oriental de China, el Mar Meridional de China, Hong Kong, Xinjiang y Xizang, y con el supuesto "exceso de capacidad chino".


El G7 no representa al mundo, señaló Lin, y afirmó que los siete países sólo representan el 10 por ciento de la población mundial. Año tras año, su participación en la economía mundial ha ido disminuyendo, dijo Lin, y agregó que incluso combinados, contribuyen menos que China al crecimiento económico mundial, y su agregado económico en términos de paridad de poder adquisitivo ya ha sido superado por los países BRICS.


Lin seguró que el G7 se ha desviado desde hace mucho de su propósito original de coordinar la estabilidad del entorno económico mundial, y se ha convertido cada vez más en un instrumento político para perpetuar la supremacía de Estados Unidos y de Occidente. Impone sus propias reglas y decisiones por encima de los propósitos y principios de la Carta de la ONU y del derecho internacional, y ha perdido su capacidad de representar al mundo y su credibilidad entre la comunidad internacional, añadió.


El G7 está actuando en contra de la tendencia mundial de desarrollo pacífico, afirmó Lin, y además agregó "que mientras afirma que salvaguarda la paz mundial, el G7 sigue trazando líneas para diferenciar ideologías y valores, exagerando la falsa narrativa de "democracia contra autocracia, formando agrupaciones exclusivas e incitando a la confrontación de bloques, avivando las llamas y eludiendo responsabilidades en conflictos regionales, enviando buques y aviones militares a la región de Asia-Pacífico para crear tensiones, y dotando de armamento a Taiwan para amenazar la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwan".


"Estas acciones erróneas que alteran el orden internacional y perjudican la paz y la seguridad son cada vez más despreciadas y rechazadas por las fuerzas del bien en el mundo", afirmó Lin.


"El G7 ya no está en el camino correcto de la cooperación de ganancia compartida", indicó, y añadió que en los últimos años Estados Unidos ha generalizado en repetidas ocasiones el concepto de seguridad nacional, ha abusado de las medidas de control de las exportaciones, ha desplegado sanciones unilaterales, ha perseguido ferozmente a las empresas chinas y ha alentado a sus aliados a adoptar las mismas medidas equivocadas, lo que viola gravemente los principios de la economía de mercado y la competencia justa, y perturba el orden económico y comercial internacional.


La acusación del G7 sobre el "exceso de capacidad china" no se sustenta en hechos ni en las leyes de la economía, indicó Lin. Es sólo una excusa para el proteccionismo y socava el esfuerzo mundial para una transición verde y de bajas emisiones de carbono, y la cooperación en la respuesta al clima, agregó.


El G7 es el verdadero responsable de la "coerción económica", ya que sigue politizando y armando el comercio, lo que supone un retroceso en nuestro mundo globalizado, donde los intereses de los países ya están profundamente integrados, señaló Lin. "Este comportamiento resultará eventualmente contraproducente para el propio G7", aseveró el portavoz.

 

0 comentarios

Comments


bottom of page