top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

China: El antiguo México llega a Liaoning

México es uno de los países latinoamericanos que tienen más estrechos vínculos con China.

 

Por Zhang Xinyang , Revista China Hoy

 

Tanto China como México tienen civilizaciones milenarias y una rica cultura, las cuales se han nutrido mutuamente a lo largo del tiempo. En el siglo XVI, la “Nao de China” cargada con seda y porcelana llegó a México, lo cual marcó el inicio del contacto e intercambios entre ambas partes.


Cinco siglos después, en 2013, ambos países establecieron una asociación estratégica integral y la apertura del primer centro cultural chino en el hemisferio occidental. Actualmente, México alberga seis institutos Confucio y ocupa el primer lugar en América Latina en cuanto al número de estos. Este sólido intercambio cultural ha posicionado a México como uno de los países latinoamericanos que tienen más estrechos vínculos con China.


Después de más de 50 años desde el establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y México, el lazo bilateral se ha vuelto cada vez más fuerte. Ambos países han estrechado sus contactos de amistad gracias a la confianza mutua y el entendimiento, lo cual ha dado lugar a una intensa cooperación sobre la base de los beneficios compartidos. De este modo, el árbol de la amistad entre China y México ya se encuentra plenamente maduro, con resultados fructíferos que han aportado beneficios tangibles para los dos pueblos.


A través de los océanos


La exposición “El jaguar, un tótem de Mesoamérica” fue inaugurada en el Museo Provincial de Liaoning el 26 de octubre de 2023 y estará abierta al público hasta el próximo 3 de marzo.

La exposición que recoge la cultura y los numerosos artefactos desde la civilización olmeca hasta la civilización azteca es patrocinada por el Centro de Servicio Cultural Público Provincial de Liaoning, Art Exhibitions China y el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, y organizada por el Museo Provincial de Liaoning.


“México es la cuna de dos de las antiguas civilizaciones más importantes de América. Esto ha dado lugar a una rica herencia cultural, un encanto único y estilos propios muy diferentes a los de otras civilizaciones, lo que ha dejado un valioso legado para la humanidad”, señaló Wang Xiaowen, subdirectora del Centro de Servicio Cultural Público Provincial de Liaoning y directora general del Museo Provincial de Liaoning.


Wang expresó que “la exposición contribuirá positivamente a mejorar los intercambios y el aprendizaje mutuo entre las civilizaciones de China y México, a profundizar la amistad entre los dos pueblos y a proteger el patrimonio cultural de toda la humanidad”.

 

Amplia colección de objetos


En entrevista con China Hoy, Liu Yun, curadora de la exposición y directora del Departamento de Planificación de Exposiciones del Museo Provincial de Liaoning, subrayó que esta es la primera exposición de su tipo en el noreste de China y un exitoso ejemplo del museo a la hora de promover los intercambios y el diálogo con otras civilizaciones alrededor del mundo.


Con una vasta colección de piezas de diferente índole, la exhibición abarca un total de 154 objetos de nueve instituciones culturales mexicanas, como el Museo Nacional de Antropología, el Museo Regional de Chiapas, el Museo del Templo Mayor, entre otras. Las reliquias desenterradas incluyen herramientas de producción y de uso doméstico, suministros para sacrificios, instrumentos musicales, jades, tallas de piedra, estatuas, componentes de construcción, murales y ropa. Además, la mayoría de dichos objetos son exhibidos por primera vez en China ante el público.


La exhibición también abarca un extenso periodo de tiempo, desde el año 2300 a. C. hasta 1521 d. C., lo que permite apreciar un profundo recorrido por la antigua civilización mexicana. Por otro lado, hay varios objetos modernos que también ayudan a reflejar de mejor manera la herencia de la antigua cultura y la continuación de las tradiciones.

“Hemos logrado superar varias dificultades, como la falta de datos, la barrera idiomática y diferentes métodos de trabajo, gracias a lo cual hemos podido entregar al público una exhibición rica en contenido”, expresó Liu Yun.


La exhibición incluye casi todas las culturas antiguas de México, como la maya y la azteca, además de otras como la olmeca, la teotihuacana, la zapoteca y la tolteca, por nombrar algunas.


Diferentes civilizaciones


Según Liu Yun, las diferentes civilizaciones tienen muchos puntos en común y similitudes, a la vez que métodos y contextos de desarrollo únicos. En esta ocasión, se utilizaron antiguas figuras mitológicas para recrear el culto a la naturaleza y las creencias espirituales del antiguo México.


Sus tierras dieron origen al maíz, un alimento sagrado que fue deificado en la mente de los antiguos mexicanos, quienes realizaban diversas ceremonias para orar y celebrar la cosecha, con la esperanza de recibir la bendición y protección de los dioses y antepasados.

El jaguar era respetado y adorado por los antiguos mexicanos debido a su cuerpo fuerte y su hermosa apariencia, y fue considerado un dios y un antepasado. Pero además, el concepto del jaguar encarna todo el culto que existía en torno a la naturaleza.


La exhibición también intenta entregar datos históricos de manera clara y lúdica, con el objetivo de que el público chino pueda tener una rica experiencia visual y cognitiva. Los tableros explicativos no solo incluyen información básica como el nombre, período, cultura, lugar de origen y ubicación de cada objeto exhibido, sino que también detallan el uso, el contenido y el significado de los patrones o diseños en este. Además, hay una gran cantidad de información auxiliar como una línea de tiempo, divisiones por períodos, un mapa de México, un resumen de características culturales, fotografías o restauraciones de ruinas arquitectónicas y diagramas de plantación y procesamiento.


La entrada y el vestíbulo de la exhibición tienen una forma piramidal, y las tres áreas en que está dividida representan el color verde de la selva donde vive el jaguar, el azul de la lluvia y el amarillo de la cosecha de maíz, para una mayor inmersión en la visita. Con la ayuda de ocho dispositivos multimedia, el público también tiene acceso para conocer más información, como los rituales de los juegos de pelota, los sagrados patrones del calendario, las representaciones del dios de la lluvia, entre otros.


Asimismo, hay otros productos como manuales de exploración y souvenirs que la gente puede adquirir. Una serie de expertos y académicos también participaron en las actividades culturales y educativas, así como en las conferencias organizadas, con el fin de ayudar a la audiencia a lograr una mayor comprensión de la agricultura, la cultura y las tradiciones antiguas de México, además de sus creencias, costumbres y herencia cultural. Li Xinwei, investigador del Instituto de Arqueología de la Academia China de Ciencias Sociales, fue uno de aquellos invitados.


“Esperamos seguir ampliando la cooperación a futuro para que objetos representativos de China, como aquellos de la cultura Hongshan, tapices, bordados y recortes de papel, también puedan ser exhibidos ante audiencias latinoamericanas, con el fin de promover la civilización china en América Latina y el resto del mundo, además de los intercambios regionales entre pueblos y culturas”, manifestó la directora Liu Yun.

  



Fotos cortesía del Museo Provincial de Liaoning


0 comentarios

Commenti


bottom of page