• infochileenchina

Contribuciones de China a la Iniciativa para Salvaguardar la Seguridad Alimentaria Internacional

"China continuará liderando con una participación activa en la gobernanza de la seguridad alimentaria mundial"


Por Sr.NiuQingbao, Embajador de la República Popular de China en Chile


El alimento es la primera necesidad de las personas¨. De la seguridad alimentaria dependen la supervivencia y el progreso de cualquier civilización humana. Sin embargo, debido a los efectos combinados del COVID-19 y de los conflictos activos a nivel mundial, problemas como la escasez global de alimentos y el aumento de los precios de los mismos, entre otros; se han vuelto cada vez más prominentes y la seguridad alimentaria mundial se enfrenta a serios retos.


China toma medidas concretas para salvaguardar la seguridad alimentaria internacional. La primera, es garantizar su propia seguridad en esta materia. China siempre otorga gran importancia a la producción alimentaria y al desarrollo agrícola, y concede la máxima prioridad de gobernanza al tema de los alimentos. De hecho, China ha alimentado a cerca de una quinta parte de la población mundial con el 9 por ciento de la tierra cultivable del mundo.


La segunda medida es ayudar a otros países. China es el mayor productor de granos del mundo y el tercer mayor exportador agrícola por volumen. Al respecto, es importante mencionar que China ha proporcionado un fuerte apoyo a otros países para desarrollar la agricultura y que el arroz híbrido chino se ha hecho popular en decenas de países y regiones de Asia, África y América, con una superficie de siembra anual de 8 millones de hectáreas y un rendimiento medio por hectárea de unas 2 toneladas por encima de las variedades locales, con lo que se alimentan 80 millones de personas más. Mientras tanto, China ha proporcionado ayuda alimentaria de emergencia a otros países. Desde principios de este año, ha ofrecido más de 15.000 toneladas de ayuda alimentaria humanitaria de emergencia a países en desarrollo que la han requerido, beneficiando a las comunidades locales en la satisfacción de sus necesidades básicas.


Siendo un gran país responsable, China ha propuesto la Iniciativa de Cooperación sobre Seguridad Alimentaria Mundial, con el objetivo de conducir la gobernanza de la seguridad alimentaria mundial. El año pasado, el presidente de China, Xi Jinping, planteó en el 76°período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, la Iniciativa para el Desarrollo Global, en la que se habrá de persistir en los compromisos políticos y en los recursos de desarrollo de todos los países, e hizo un llamado a promover prioritariamente la cooperación en ocho ámbitos, que incluyen la seguridad alimentaria.


Por su parte, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, pronunció un discurso en la Reunión de Ministros de Relaciones del Grupo de los Veinte (G20), en el que volvió a presentar la Iniciativa de Cooperación sobre Seguridad Alimentaria Mundial, e hizo ocho propuestas: Primero, apoyar a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que desempeñe un papel clave en la coordinación, ya que este debe fortalecerse en lugar de debilitarse, y los trabajos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola y del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, deben ser apoyados. Segundo, no imponer restricciones de exportación a las compras humanitarias de alimentos por parte del PMA.


Tercero, ofrecer condiciones favorables para la entrada sin contratiempos de los productos agrícolas rusos, ucranianos y bielorrusos en el mercado internacional. Cuarto, los mayores países productores de alimentos y exportadores netos deben liberar su propio potencial de exportación, reducir las barreras comerciales y técnicas, y controlar la utilización de la energía generada a partir de alimentos, con el fin de aliviar la escasez de los mismos en el mercado. Quinto, las medidas de emergencia tomadas por países para el comercio de alimentos deben ser a corto plazo, transparentes, específicas y apropiadas, y adecuarse a las normas de la Organización Mundial de Comercio. Sexto, apoyar al Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional, la innovación y cooperación en ciencia y tecnología agrícolas entre países, y reducir las restricciones sobre intercambios de alta tecnología. Séptimo, disminuir la pérdida y el desperdicio de alimentos; para ello, China ha organizado la Conferencia Internacional sobre Pérdida y Desperdicio de Alimentos y está lista para implementar conjuntamente los consensos alcanzados en la conferencia. Octavo, ayudar a los países en desarrollo a fortalecer su capacidad de producción, almacenamiento y de reducción de pérdida de alimentos en términos de capital, tecnología y mercado.


La seguridad alimentaria es un desafío a nivel mundial y requiere de una cooperación global para poder abordarla con éxito. China continuará liderando con una participación activa en la gobernanza de la seguridad alimentaria mundial, y trabajará con otros países, incluido Chile, por la implementación efectiva de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU, haciendo contribuciones para salvaguardar la seguridad alimentaria internacional.

0 comentarios