• infochileenchina

Cuarentena día 1: Llegada al hotel sanitario

En esta esta segunda entrega les narraré traslado del aeropuerto al hotel sanitario, los primeros controles en la habitación y las comidas.


Por Fabián Pizarro


Ya saliendo del aeropuerto la humedad de Guangzhou pega fuerte. Son las 02:45 AM y se sienten los 26 grados. Me subo al mini bus designado y para mi sorpresa soy el único pasajero. El chofer viste overol blanco, guantes, mascarilla y antifaz sanitario. Como era de esperar, los asientos y piso del vehículo estaban húmedo, siguiendo la tónica de “todo sanitizado” del aeropuerto.


Veinte minutos de traslado y ya estamos en el “Hotel Hampton by Hilton”, nada mal para realizar la cuarentena. El personal del hotel también viste overoles blancos y al bajar del mini bus sanitizan las maletas y al igual que en el aeropuerto, el piso del hotel está húmedo por los líquidos anti covid que rocían. Me designan la habitación 719.


Por la hora, no hay chances de comer algo elaborado, así que me entregan dos sopas chinas instantáneas para cenar y pasar la noche. Yo a esas alturas de la madrugada lo único que quería era un café y una Coca Cola Zero. Solo conseguí café. Algo es algo. Pero... ¡Sorpresa! En la habitación habían regalos, un peluche de la mascota del hotel más algunas galletas, jugos y pastelitos. Detalles que alegran los días.



La habitación 719 está bien equipada, y en su interior hay de todo para sobrellevar estos días de cuarentena: Artículos de aseo, hervidor eléctrico (Imprescindible para los amantes del café), kits sanitario (Guantes, mascarillas y toallas desinfectante), cama impecable y baño cómodo y espacioso. Nada que decir.


Las normas son estrictas como ya les contaba. No puedo salir de mi habitación a menos que toquen el timbre, y siempre debo hacerlo con mascarilla. ¿Para qué puedo abrir la puerta? Solo para los controles de temperatura (el primer día vinieron dos veces), a recoger las comidas, dejar la basura en los botes que hay fuera de la habitación y para que el personal médico realice los PCR. Nada más. Durante este periodo nadie entra a la habitación, el aseo corre por cuenta del huésped y si necesito algo lo traen desde la recepción. Todo muy bien organizado.


El desayuno lo traen puntual entre las 08:00 y las 08:15, el almuerzo entre las 12:00 y las 12:30, y la cena desde las 17:30 hrs. Los primeros días la comida fue variada, carnes, vegetales y por supuesto arroz. Si no fuera por los condimentos chinos, la comida para mí sería casi perfecta. Habrá que acostumbrarse a sabores y aromas nuevos. Por ahora es todo llevadero.



De todas formas, y para hacer más occidentales mis comidas, el equipo de la CLACPC me ayudó a realizar una compra online que llegará en los próximos días hasta mi habitación, así que la felicidad es enorme =).


Hoy me toca el primer PCR que me realizaré en estos 14 días de cuarentena. Si todos salen negativos, más el antígeno el día de la salida, puedo viajar a Beijing el 2 de julio. Veremos cómo me va y cómo sigue esta historia.


Seguimos…



0 comentarios