• infochileenchina

OPINIÓN: Iniciativa para la Seguridad Global, una solución a los desafíos de la seguridad común

Actualizado: 10 nov

Por: Niu Qingbao, embajador de China en Chile

El aumento del ejercicio del unilateralismo, del hegemonismo y de la política de la fuerza pone en peligro el mundo de hoy, mientras los déficits de paz, seguridad, confianza y gobernanza continúan en imparable ascenso. ¿Qué tipo de concepto de seguridad necesita el mundo? ¿Cómo pueden los países lograr la seguridad común? En respuesta a este tema de la actualidad, el Presidente de China, Xi Jinping, propuso por primera vez la Iniciativa para la Seguridad Global (ISG) en la Conferencia Anual del Foro de Boao para Asia 2022, celebrada el 21 de abril.


Los elementos centrales de la ISG se encuentran plasmados en las ¨seis persistencias¨, que consisten, primero, en persistir en la visión de seguridad común, integral, cooperativa y sostenible para mantener conjuntamente la paz y la seguridad mundial, y emprender un nuevo y amplio camino hacia la seguridad basado en el diálogo en vez de la confrontación, en formar socios en lugar de bloques, y en reemplazar el juego de suma cero con la ganancia compartida.


Segundo, persistir en respetar la soberanía y la integridad territorial de todos los países, es decir, no intervenir en los asuntos internos de otros estados, acatar el camino de desarrollo y el sistema social elegidos de forma independiente por la ciudadanía de cada país y, de esta manera, oponerse a la violación de la soberanía por parte de la hegemonía, junto con defender la independencia y la equidad de la soberanía y promover la igualdad de derechos, oportunidades y normas para todos los países.


Tercero, persistir en acatar los propósitos y los principios de la Carta de las Naciones Unidas, junto con rechazar la mentalidad de la Guerra Fría, oponerse al unilateralismo y desechar la política de grupos y la confrontación entre bloques, con el fin de practicar el verdadero multilateralismo; como también, defender las normas básicas de las relaciones internacionales y oponerse a todos los reglamentos no oficializados o que estén en contra del espíritu de la Carta de la ONU.


Cuarto, persistir en tomar en serio las preocupaciones razonables de seguridad de todos los países, atenerse al principio de la indivisibilidad de la seguridad, construir una arquitectura de seguridad equilibrada, efectiva y sostenible, además de rechazar la búsqueda de la seguridad propia a expensas de la de los otros países. Las preocupaciones legítimas de seguridad de cualquier estado deben tomarse en serio y resolverse adecuadamente, y no deben ser descuidadas ni violadas sistemáticamente durante un largo tiempo.


Quinto, persistir en resolver las discrepancias y disputas entre los países de forma pacífica mediante el diálogo, apoyar todo esfuerzo que se encuentre a favor de la solución pacífica de las crisis, rechazar la doble moral y repudiar el abuso de las sanciones unilaterales y la ¨jurisdicción de brazo largo¨, utilizando siempre la vía del diálogo para construir la confianza, resolver las disputas y promover la seguridad.


Sexto, persistir en defender la seguridad en áreas tanto tradicionales como no tradicionales, en respuesta conjunta a las disputas regionales y los problemas globales como el terrorismo, el cambio climático, la ciberseguridad y la bioseguridad, para prevenir y resolver dilemas de seguridad a través de la práctica del concepto de gobernanza global de consulta extensiva, construcción conjunta y beneficios compartidos.


La ISG, es una solución ofrecida por China a los desafíos que enfrenta la seguridad internacional y a la aspiración de seguridad común, por lo que se trata del más reciente bien público internacional proporcionado por China después de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y la Iniciativa para el Desarrollo Global.


Esta iniciativa tiene una clara relevancia práctica. En la actualidad, la humanidad aún no ha salido de las sombras de la pandemia, estalló el conflicto en Ucrania, y los temas de la paz y el desarrollo enfrentan severos desafíos. Algunos países se aferran a la mentalidad de la Guerra Fría, ejerciendo la política de bloques en nombre del multilateralismo, la ¨doble moral¨ en nombre de las reglas y la hegemonía en nombre de la democracia, socavando gravemente el orden de seguridad internacional. Ante la persistente pandemia y la lenta recuperación económica, unas pocas naciones desarrolladas, en vez de ayudarse entre sí, están abusando del concepto de seguridad nacional, destruyendo la cadena productiva y de suministro global, y aumentando las dificultades en el sustento de los países, incluido el propio. La ISG responde a la urgente necesidad de la comunidad internacional de mantener la paz mundial y evitar conflictos y guerras, a la búsqueda común de los países de todo el mundo de defender el verdadero multilateralismo y mantener la solidaridad internacional, y a la aspiración general de los pueblos de todos los países, para superar juntos las dificultades actuales y construir un mundo mejor pospandemia.


Esta iniciativa es una unidad dialéctica. Tiene como objetivo mantener de manera efectiva la paz y la estabilidad mundial, y toma las ¨seis persistencias¨ como su esencia, en la que el concepto de seguridad común, integral, cooperativa y sostenible es el principio rector que guía las orientaciones; el respeto a la soberanía y la integridad territorial de todos los países es la premisa básica, y el cumplimiento de los propósitos y principios de la Carta de la ONU es la base fundamental; además, toma en serio las preocupaciones razonables de seguridad de todos los países es el principio importante; la resolución pacífica de las discrepancias y disputas entre países mediante diálogos y consultas es la única vía y defender la seguridad en áreas tradicionales y no tradicionales es la manera correspondiente. Las ¨seis persistencias¨ están vinculadas y se responden entre sí. Tienen tanto el pensamiento macro del diseño de alto nivel como la metodología y el camino a seguir para resolver cuestiones prácticas, tratándose de una solución china para lograr la seguridad común, trascendiendo de la teoría occidental geopolítica de la seguridad.


Esta iniciativa está abierta al mundo y todos los países son bienvenidos a incorporarse. China no solo es quien propone la iniciativa, sino también, un activista que la implementa. Chile, al igual que China, es un país que aboga por la paz, y China está dispuesta a trabajar con la comunidad internacional, incluido Chile, para tener intercambios profundos sobre la Iniciativa para la Seguridad Global, promover su implementación y hacer contribuciones positivas para promover soluciones políticas a las cuestiones candentes internacionales y regionales, y lograr la paz y la estabilidad a largo plazo en el mundo.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo