• infochileenchina

Una nueva dirección: la cooperación para el desarrollo

Actualizado: 10 nov

Por Guo Cunhai, Director de la División de Sociedad y Cultura del Instituto de América Latina de la Academia China de Ciencias Sociales.


La pandemia de COVID-19 ha tenido un fuerte impacto en el proceso de desarrollo global y ha disminuido la capacidad de los países en vías de desarrollo de prosperar por sí mismos. Las diferencias en la recuperación económica han intensificado aún más la desigualdad, lo que ha dado lugar a desafíos sin precedentes para la consecución de los objetivos trazados en la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible. Ante esta grave situación, China ha presentado un plan para aliviar los problemas relativos al desarrollo, especialmente en los países en desarrollo.


Iniciativa para el Desarrollo Global

En septiembre de 2021, el presidente Xi Jinping propuso la Iniciativa para el Desarrollo Global en la 76.ª sesión de la Asamblea General de la ONU, donde instó a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos en pos de la reducción de la pobreza, la seguridad alimentaria, la lucha contra la pandemia, la campaña de inmunización, la financiación para el desarrollo, el desarrollo verde, la industrialización y el fortalecimiento de la cooperación en áreas como la economía digital y la conectividad.


Esta importante iniciativa toca el meollo de la volátil situación mundial, al proponer un plan de acción centrado en las propias aspiraciones de los pueblos y su búsqueda de un desarrollo pacífico, equitativo, justo y de ganancias compartidas. Además, al estar en consonancia con las necesidades de todas las partes, se ha granjeado una respuesta positiva generalizada. En diciembre de 2021, el presidente Xi Jinping pronunció un discurso a través de un video en la tercera Reunión Ministerial del Foro China-CELAC, en la cual hizo una invitación a los países latinoamericanos y caribeños a participar activamente en la Iniciativa para el Desarrollo Global y trabajar con China en la construcción de una comunidad con un futuro compartido.


La Iniciativa para el Desarrollo Global aborda el desequilibrio y las insuficiencias del desarrollo, los que solo pueden ser resueltos a través de un mayor crecimiento. La propuesta del presidente Xi y la moción china sobre construir una comunidad de desarrollo global han servido como importantes directrices para que los países en vías de desarrollo, especialmente en América Latina-Caribe (ALC), puedan hacer frente a la pandemia y logren alcanzar un desarrollo sostenible.


El Diálogo entre las Civilizaciones de China y América Latina-Caribe es una plataforma importante para el intercambio de experiencias de desarrollo. En octubre de 2021 se llevó a cabo su cuarta edición en Beijing, la cual tuvo como eje principal el tema de “Desarrollo y aprendizaje mutuo: construir un nuevo tipo de intercambio y cooperación entre China y América Latina-Caribe”. Esto fue un reflejo del deseo de ambas partes de compartir conocimientos y experiencias que sirvan para lograr un desarrollo común.


En septiembre de este año se llevó a cabo el V Diálogo entre las Civilizaciones de China y América Latina-Caribe en la ciudad de Nanjing, provincia de Jiangsu, el cual también se centró en el desarrollo bajo el tema de “La Iniciativa para el Desarrollo Global y la Comunidad China-ALC de Futuro Compartido”.


En este contexto, ha habido un esfuerzo continuo por combinar el aprendizaje mutuo entre China y América Latina-Caribe en materia de desarrollo, junto con la política de revitalización rural del país. Tras la superación de la pobreza, la revitalización rural se ha convertido en el principal proyecto de cara a un desarrollo equilibrado, sostenible y ecológico. El 1 de junio de 2021, la Ley de Promoción de la Revitalización Rural de la República Popular China fue promulgada e implementada oficialmente, lo cual ha concitado la atención de la opinión pública internacional.


Investigación en Tianba

Con el fin de explorar la viabilidad de integrar el desarrollo de China y América Latina-Caribe, y ayudar a la revitalización y el desarrollo rural de China, encabecé un equipo de investigación compuesto por antropólogos, expertos en planificación rural y especialistas en comunicación internacional para realizar una investigación en la aldea de Tianba, provincia de Sichuan, del 18 al 22 de julio de 2021. La aldea está ubicada en la zona más afectada por el terremoto de 5,12 grados que azotó el distrito de Wenchuan en 2008.


El equipo utilizó la aldea de Tianba como base para realizar una exhaustiva investigación de campo. En compañía de Chen Fuyan, directora del Comité de la Aldea de Tianba y secretaria de la célula del Partido Comunista de China de dicha aldea, el equipo de investigación visitó a los residentes locales, conoció sus tradiciones, revisó material histórico y cultural, hizo un inventario de montañas y ríos, y realizó un estudio de la estructura demográfica, a fin de recopilar datos que facilitaran un plan de revitalización rural. Tras varios días de trabajo, el equipo determinó que Tianba reunía las condiciones necesarias para su plena revitalización rural, la cual, además, podía servir como ejemplo de desarrollo para América Latina-Caribe.


La aldea de Tianba cumple una doble función al ilustrar un caso exitoso de revitalización rural tanto dentro como fuera de China. El famoso proverbio chino de “enseñar a otros a pescar” representa la esencia de la revitalización rural. Se trata, en suma, de que las personas logren cultivar sus propias capacidades que les permitan desarrollarse.


El 25 de marzo de este año se llevó a cabo en Beijing una reunión de planificación titulada: “Contar la historia del desarrollo rural de China en América Latina”. Durante el encuentro se acordó realizar un proyecto de filmación, con el objetivo de dar a conocer entre las audiencias latinoamericanas el proceso de revitalización rural emprendido por China. Aunque la filmación se tuvo que retrasar varias veces por la pandemia, finalmente se pudo rodar el documental de tres episodios titulado “Jóvenes latinoamericanos en la China rural” del 18 de junio al 6 de julio en la aldea de Tianba. Desde tres perspectivas diferentes, el documental retrata a tres jóvenes latinoamericanos, Rafael Robertos Matsushima de México, Joaquín Estrader de Argentina y David Ramírez de Cuba, quienes visitan la aldea de Tianba para recabar ideas y experiencias exitosas que sirvan para la revitalización rural en sus propios lugares de origen.


El embajador de Argentina en China, Sabino Vaca Narvaja, también visitó la aldea de Tianba. “Es la primera vez que visito Tianba, en el distrito autónomo de la etnia qiang de Beichuan. Tuvimos una ceremonia de bienvenida y luego de ello pudimos ver el uso de tecnologías e infraestructura aplicado al té”, escribió el embajador, a propósito del primer día de la visita. Los métodos de cultivo y los modernos sistemas de riego han sido algunos de los elementos que han ayudado a mejorar la eficiencia de las cosechas. “Me siento agradecido de haber tenido esta experiencia y de ser testigo con mis propios ojos del desarrollo de Tianba, cuyos líderes tienen un contacto directo con los aldeanos y donde se ha logrado implementar la revitalización rural en China”, añadió.


El desarrollo es la base actual de los intercambios y la cooperación entre China y América Latina-Caribe. Ambas partes enfrentan graves desafíos para lograr un mayor desarrollo, por lo que es fundamental promover el aprendizaje mutuo en este campo, intercambiar prácticas exitosas y hacer uso de la experiencia acumulada. Estas son las nuevas bases del contenido y dirección que deben guiar la cooperación bilateral.


0 comentarios