• infochileenchina

Yin Weidong, CEO de Biotech Ltd.: “Consideramos que Chile es un socio importante en Sudamérica”.

Descubriendo China visitó Kaixin, la innovadora base de producción e investigación de Sinovac Biotech Ltd. en Beijing, y conversó en exclusiva para Chile con su CEO, Yin Weidong.


Por Fabián Pizarro desde Beijing.


*Traducción e interpretación Zhang Dongha 张东涵


En las oficinas centrales ubicadas en Beijing, China, nos recibió el Director Ejecutivo y Presidente de Sinovac Biotech Ltd., Yin Weidong.


Yin, de 58 años, estudió virología avanzada en el Instituto de Ciencias Médicas Preventivas de China, además posee un EMBA en la Universidad Nacional de Singapur. Durante la entrevista, se muestra relajado y sonriente, responde con soltura y con la tranquilidad, de quien sabe que ha salvado millones de vidas en el mundo gracias a la compañía que dirige hace más de ocho años.


En esta conversación nos cuenta por qué se eligió a Chile para la instalación de la primera planta de Sinovac en Latinoamérica, nos detalla los planes de la empresa en el continente y se hace cargo del escepticismo que generó Coronavac a comienzos de la pandemia por ser una vacuna “no segura”.


¿Por qué Sinovac eligió a Chile para construir su primera planta y sede de innovación y desarrollo (I+D) en toda la Latinoamérica?


Chile fue nuestro estrecho colaborador durante el estudio de la vacuna contra la Covid-19 durante el año 2021 e hicimos estudios clínicos junto a la Universidad Católica de Chile. Tras el lanzamiento de la vacuna, los científicos chilenos realizaron un estudio muy sistemático de los efectos del uso de la vacuna en Chile para la gobernanza. Chile cuenta con algunos de los mejores científicos del mundo y ha publicado artículos muy influyentes en el New England Journal, por lo que consideramos que Chile es un socio importante para nosotros en Sudamérica.


¿Cuál es la importancia de Latinoamérica para Sinovac?


América Latina tiene una gran población, y debido a esta gran población, la epidemia de Covid-19 sigue siendo importante en general. El nivel de investigación y fabricación de vacunas en América Latina es algo diferente a nivel mundial, y aún no está al nivel de los países europeos y norteamericanos. La cooperación entre Sinovac y los países de América Latina ha formado una ventaja muy grande, y podemos hacer una contribución útil al mundo en la investigación y el desarrollo de vacunas y su producción. Podemos proteger a diferentes países del continente y también contribuir al mundo, por lo que esto es muy importante para Sinovac.


En los próximos meses, Sinovac construirá una planta en Bogotá, Colombia, ¿Significa que Sinovac también construirá más sitios en América Latina?


Mis colegas están viajando con frecuencia entre Chile y Bogotá para llevar a cabo nuestro trabajo. Contamos con el apoyo del gobierno colombiano y, lo que es especialmente importante, tenemos algunos socios potenciales allí. Nos encantaría empezar nuestra investigación en colaboración con Bogotá, Colombia, lo antes posible, primero para construir una base de investigación y producción, y luego para aplicarlas. Todas estas son cosas que queremos hacer.



Sinovac está construyendo bases de I+D y producción en varios países del mundo, ¿Están haciendo esto para hacer frente a nuevas pandemias en el futuro?


En primer lugar, Sinovac quiere retribuir al mundo porque utilizan nuestras vacunas, vacunas que se usan a gran escala en muchos de sus países, donde además, hemos obtenido muchos resultados científicos importantes. Pero hemos descubierto que los virus infecciosos mutan constantemente y que vuelven a producir diferentes epidemias de enfermedades, por lo que queremos apoyar el establecimiento de la vigilancia de enfermedades en diferentes países: ¿qué virus muta? ¿Qué tipo de epidemias provocan las mutaciones? ¿Cuáles son los riesgos? Sólo entonces podremos dar el siguiente paso para desarrollar vacunas contra las epidemias en nuestros países. Así que Sinovac está colaborando definitivamente en la vigilancia de las enfermedades infecciosas, en la investigación y el desarrollo, y por lo tanto, debemos trabajar con sus científicos, con sus empresarios y con sus gobiernos para hacer frente a futuras epidemias de diversas enfermedades infecciosas.


¿Está el mundo preparado para otra pandemia?

Yin Weidong: “El mundo debe estar preparado tras la Pandemia del Covid-19”


¿Cree que el mundo está preparado para hacer frente a nuevas enfermedades infecciosas tras la nueva pandemia del Covid-19?


En primer lugar, el mundo debe estar preparado tras la Pandemia del Covid-19. Nosotros en el sector, debemos trabajar duro para promover y adelantarnos a los acontecimientos cuando no haya epidemias. Me alegra mucho ver que, tras la pandemia de Covid-19, los gobiernos de varios países sudamericanos han puesto gran énfasis en el desarrollo de la industria de las vacunas, en la investigación y el desarrollo. Esto me parece el mayor progreso.


¿Qué opina Sinovac del escepticismo de los medios de comunicación del mundo sobre la vacuna?


Es normal ser escéptico sobre las vacunas porque nadie quiere enfermarse ni menos vacunarse. Pero es cierto que se puede avecinar una epidemia y debe conocerse científicamente a través de los medios de comunicación cuán grande es el riesgo de la enfermedad y luego cuán grandes son los beneficios de la vacunación. Los medios de comunicación deben ser positivos en su comunicación para comparar los beneficios.


En general, tanto las organizaciones internacionales como la comunidad científica y los gobiernos de los distintos países, consideran que los beneficios de la vacunación son mucho mayores que los riesgos. Así que también insto a los medios de comunicación a que hagan un mejor trabajo de divulgación y publicidad de la ciencia en este ámbito, porque la vacunación no sólo te mantiene a salvo de la enfermedad, sino que también evita que infectes a otros, lo que tiene una externalidad positiva muy buena.


En mayo de este año, se inició en Santiago la construcción de la primera planta de envasado de Sinovac en la región, con una capacidad de llenar y empaquetar 50 millones de dosis al año. La planta estará lista durante el primer semestre del 2023, y su construcción contó con una inversión de 100 millones de dólares.


La planta de 22.000 metros de superficie, envasará vacunas contra la Covid-19, la hepatitis A y la influenza.



0 comentarios