top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

China extrae muestras de la cara oculta de la luna de su sonda lunar Chang'e 6 tras su arribo a Beijing

Se confirmó que este 28 de junio se revelará el peso de muestras recogidas.


Por Fabián Pizarro


El módulo de retorno de la sonda lunar Chang'e-6 fue abierto en una ceremonia celebrada en Beijing este miércoles.


Durante la ceremonia, celebrada en la Academia de Tecnología Espacial de China, adscrita a la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China, los investigadores abrieron el módulo de retorno y examinaron los indicadores técnicos clave.


Expertos involucrados con el sistema de aplicación terrestre llevarán a cabo posteriormente los trabajos relacionados con el almacenamiento, el análisis y la investigación de las muestras traídas a la Tierra por la sonda de acuerdo con lo planeado.


La sonda Chang'e-6 aterrizó el martes trayendo al planeta las primeras muestras recogidas en la cara oculta de la Luna en la historia de la humanidad.


Este viernes se revelará el peso de muestras 


El peso de las muestras recogidas en la cara oculta de la Luna por la misión Chang'e-6 se hará público el viernes, informó hoy jueves la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA, siglas en inglés).


Hu Hao, diseñador jefe de la misión Chang'e-6, reveló sus primeras impresiones de las muestras de suelo lunar en una conferencia de prensa celebrada por la CNSA.


"Las muestras de suelo de la cara visible de la Luna son finas y sueltas, mientras que las muestras de la cara oculta parecen ser diferentes. Por lo tanto, tenemos mayores expectativas para las nuevas muestras lunares y esperamos que los científicos hagan nuevos descubrimientos", indicó Hu.


La sonda Chang'e-6 ha recogido con éxito muestras de la cara oculta de la Luna por primera vez, lo que se espera que brinde una oportunidad para una comprensión más completa de la Luna, explicó Li Chunlai, diseñador jefe adjunto de la misión Chang'e-6.


La sonda Chang'e-6 alunizó y recogió muestras en la cuenca Aitken del Polo Sur. Esta colosal cuenca se formó por un impacto celeste hace más de 4.300 millones de años y tiene un diámetro de 2.500 kilómetros y una profundidad de unos 13 kilómetros. Se cree que es el cráter de impacto más grande encontrado en el sistema solar interior hasta ahora.

 

0 comentarios

Comentarios


bottom of page