top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

China: La belleza y magnifica conservación de la pintura Dongba en la etnia Naxi


Dongba, la pintura religiosa más antigua y representativa del longevo pueblo naxi. En esta nota te contamos su historia.


Por Meng Jianxi


Este artículo es una alianza con Revista China Hoy


La pintura Dongba es un estilo pictórico que se ha transmitido de generación en generación en el grupo étnico de los naxi, quienes viven en las montañas Hengduan, a lo largo del río Jinsha, en la zona que comparten las provincias de Yunnan, Sichuan y la región autónoma de Xizang (Tíbet), en el suroeste de China. Este arte es popular principalmente en la comunidad naxi de la ciudad de Lijiang, en Yunnan.


La pintura Dongba es utilizada habitualmente en las ceremonias de sacrificio de la religión Dongba. Dongba significa “sabio” en el idioma naxi. Las habilidades para la creación de la pintura Dongba han sido transmitidas y desarrolladas durante miles de años. Consideradas una encarnación de la cultura Dongba, las pinturas exhiben las costumbres populares, la religión, la astronomía, la legislación, la filosofía, la geografía, la medicina, el conocimiento de la producción, entre muchos otros aspectos de la vida de los naxi. También es catalogada como un excelente medio para estudiar las antiguas formas pictóricas. En 2006, la pintura Dongba de la etnia naxi fue incluida en la lista de elementos del patrimonio cultural inmaterial nacional de China.


Magnífica conservación


Dicha manifestación artística se puede clasificar en pintura sobre madera, pintura sobre papel y pintura en pergamino, que se dibujan, respectivamente, en piezas de madera, papel Dongba y arpillera. Los artistas utilizan herramientas hechas de bambú, bronce, hueso o espigas de sorgo para pintar. Los pigmentos utilizados en las pinturas Dongba se extraen de rocas y plantas mediante métodos antiguos. De esta manera, se pueden conservar sin descolorar durante cientos de años. La mayoría de las pinturas utilizan tres colores primarios que son deslumbrantes y presentan un marcado contraste visual.


El estilo artístico de la pintura Dongba se refleja principalmente en las líneas. Incluso cuando se trata de temas complejos, los artistas aún pueden crear una representación viva de movimientos y texturas. Dado que las imágenes a menudo se basan en las religiones primitivas, no prestan atención a las proporciones físicas externas de las cosas. Sin embargo, las imágenes de deidades, demonios, animales, plantas y figuras están pintadas de manera muy vívida. Los patrones conservan fuertes rasgos de escritura jeroglífica, lo que es una característica importante de las pinturas Dongba.


Una de sus piezas más representativas es Shenlutu (“Pintura del camino divino”, en español). Se trata de una tira cómica en pergamino de aproximadamente 45 centímetros de ancho y 20 metros de largo compuesta por más de 100 paneles que muestran alrededor de 365 figuras y animales. Da a conocer las visiones del mundo del pueblo naxi sobre el espíritu inmortal y la comprensión de la vida humana.


Para proteger la cultura pictórica Dongba, los herederos pasan los conocimientos y técnicas a sus discípulos. Además, las pinturas Dongba también son utilizadas ampliamente en actividades durante los festivales, ceremonias y rituales religiosos tradicionales de los naxi para añadir un ambiente festivo. Hoy en día, la gente puede contemplar las pinturas Dongba en las aldeas del pueblo naxi, en el museo de la ciudad de Lijiang y en otras exposiciones, absorbiendo así el encanto artístico y los valores culturales únicos de esta antigua forma de arte.


 

0 comentarios

Comments


bottom of page