top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

Con dos cohetes China el regreso del hombre a la Luna antes del 2030

El plan contempla lanzar dos cohetes para llevar a la órbita lunar un módulo de alunizaje y una nave espacial tripulada.


Por Fabián Pizarro


China planea llegar con sus “taikonautas” a la Luna antes de 2030 para llevar a cabo una exploración científica, según un plan preliminar publicado esta semana por la Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados de China (CMSA, siglas en inglés).


El plan es lanzar dos cohetes portadores para llevar a la órbita lunar un módulo de alunizaje y una nave espacial tripulada. La nave y el módulo se encontrarán y se acoplarán entre sí, y posteriormente los astronautas ingresarán al módulo.


Una vez el módulo descienda y se pose sobre el área preestablecida de la superficie de la Luna, la tripulación llevará a cabo tareas científicas y recolectará muestras.


Después de completar las tareas planificadas, los astronautas regresarán al módulo de aterrizaje, que los llevará de regreso a la órbita lunar para acoplarse a la nave espacial.

En la etapa final, la nave traerá a sus tripulantes de regreso a la Tierra con las muestras recolectadas.


Investigadores chinos están trabajando en el desarrollo del cohete portador Gran Marcha-10, una nueva generación de naves espaciales tripuladas, módulos de alunizaje, trajes espaciales específicos para uso en el ambiente lunar, vehículos exploradores tripulados y otros equipos, dijo Zhang Hailian, diseñador jefe adjunto de la CMSA, en un foro de la industria espacial en Wuhan, capital de la provincia central china de Hubei.


El nuevo cohete portador tendrá tres etapas y media, con una capacidad de carga de unas 27 toneladas a la órbita de transferencia lunar. El cuerpo del vehículo tiene un diámetro de cinco metros.


La nueva generación de naves espaciales tripuladas tiene tres partes: Una torre de escape, una cápsula de reingreso y una cápsula de servicio, detalló Zhang, y agregó que la nueva nave empleará diseños de módulos capaces de satisfacer las necesidades de exploración tanto en órbitas cercanas a la Tierra como en el espacio profundo.


El explorador de aterrizaje, con un peso de 200 kilos y capacidad para dos astronautas, constará de dos partes: Una sección de aterrizaje y una de propulsión.


Adicionalmente, el traje espacial que está en proceso de desarrollo tendrá un tiempo límite de operación continua no inferior a ocho horas y brindará mayor movilidad para ayudar a los astronautas a caminar, trepar, acurrucarse, conducir y operar equipos.


Zhang dijo que China también explorará la construcción de una estación de investigación científica lunar y llevará a cabo una exploración lunar sistemática y a largo plazo, así como pruebas y verificaciones técnicas relacionadas.


0 comentarios

Comentários


bottom of page