top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

El "techo del mundo": China descubre que fue habitado hace 50.000 años

Los arqueólogos han desenterrado más de 10.000 piezas de reliquias culturales, entre ellas artefactos de piedra, hueso, cerámica y bronce.


Por Fabián Pizarro


Arqueólogos chinos revelaron que el interior de la meseta Qinghai-Tíbet, conocida como el "techo del mundo", está habitado desde hace 50.000 años, y no desde hace 40.000 como se creía hasta ahora, informó la agencia oficial Xinhua.


El estudio, publicado en la revista científica Science Advances, se basa en los hallazgos realizados en la cueva de Melong Tagphug, situada en la localidad de Ngari, en el suroeste de la región china del Tíbet (oeste).


Un equipo de arqueólogos del Instituto Regional de Protección de Reliquias Culturales del Tíbet y del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia de Ciencias de China lleva seis años estudiando la cueva, que se encuentra a 4.700 metros sobre el nivel del mar.


Los arqueólogos han desenterrado más de 10.000 piezas de reliquias culturales, entre ellas artefactos de piedra, hueso, cerámica y bronce, así como restos vegetales que datan desde la Edad de Piedra hasta las primeras edades del metal, en una superficie de más de 1.000 metros cuadrados.


La investigadora del instituto Zhang Xiaoling señaló que los restos culturales más antiguos de la cueva se remontan a más de 53.000 años y que podrían ser incluso de hace 80.000 años.


En el interior de la cueva hay pinturas rupestres de rayas verticales y figuras humanas pintadas con ocre rojo, informa la agencia.


Según el estudio, la cueva estuvo deshabitada durante algún tiempo debido a factores climáticos o a derrumbes, antes de ser ocupada de nuevo en un periodo posterior.

Los restos culturales de múltiples periodos encontrados en la cueva proporcionan evidencias de cómo los antiguos humanos exploraron sus capacidades de supervivencia en el extremo ambiente de alta altitud, mostrando sus patrones de migración y sus formas de organización social.


En 2023, China aprobó una ley para la protección medioambiental de la meseta Qinghai-Tíbet, la más grande del mundo, un ecosistema que en las últimas décadas se ha visto amenazado por el cambio climático y la actividad humana.


La meseta mide unos 1.000 kilómetros de ancho por 2.500 kilómetros de largo, y tiene una elevación media de 4.500 metros.


En ella, se originan grandes ríos asiáticos como el Yangtsé, el Amarillo, el Brahmaputra o el Mekong.

 

 

0 comentarios

Comments


bottom of page