• infochileenchina

China celebra hoy el “Festival del doble nueve”



Por Fabián Pizarro


China celebra hoy el “Festival del Doble Nueve”, también conocido como “Festival Chongyang”. Esta festividad es importante y tradicional en el país asiático.


Es celebrado en el noveno día del noveno mes del calendario lunar (este año cae el 14 de octubre). Ese día los antiguos chinos tenían la costumbre de subir montañas, llevar cornejos en la ropa y apreciar los crisantemos. Por eso también se le llamaba “Festival Ascendente”, “Festival del Cornejo” o “Festival del Crisantemo”. Tiene cerca de dos mil años de historia.


El origen del Festival


El festival se remonta a la antigüedad. Se daba en el momento de la cosecha en el noveno mes lunar, cuando como una forma de agradecimiento se hacía un sacrificio en honor al emperador celestial (el gobernante supremo en la mitología china) y a los antepasados.


En la antigüedad esta festividad solo era realizada por la corte, y no fue sino hasta el período de los Tres Reinos y la dinastía Jin, los literatos empezaron a tener la costumbre de admirar el crisantemo y beber el vino producido con este para la fiesta.


Durante la dinastía Tang fue designado oficialmente como una tradición festiva. Desde entonces, la corte y la población comenzaron a celebrarla. En el palacio imperial de la dinastía Ming, en el noveno mes lunar, se daban de comer pasteles de flores, mientras que el emperador debía subir a la montaña Wansui en la actual provincia de Henan, una costumbre que se transmitió hasta la dinastía Qing.


En chino los términos “nueve” y “largo” son homófonos y el nueve es el mayor número de un dígito, por lo que tiene el significado de larga vida, salud y longevidad. En 1989, China designó al Festival del Doble Nueve como el “Día de la Ancianidad”, tomando en cuenta el significado de la longevidad. En 2006, el Consejo de Estado lo incluyó en la lista del patrimonio cultural intangible de China.


Leyenda sobre el festival


Durante la dinastía Han del Este, el río Ruhe tenía un demonio. Tan pronto como apareció, todas las personas cayeron enfermas y al menos una moría a diario. La gente sufría mucho.

En el condado de Runan vivía Heng Jing. La peste le había arrebatado a sus padres y el joven estuvo también a punto de morir. Una vez recuperado, Heng Jing se despidió de su amada esposa y de sus paisanos, y decidió ir a deshacerse del demonio.


Tras un momento difícil, se encontró con un ser inmortal en una antigua montaña. Conmovido por el espíritu de perseverancia de Heng Jing, el ser inmortal decidió aceptarlo como discípulo y le dio una espada demoníaca, cuyo manejo le enseñó.


Un día, el ser inmortal le llamó y le dijo: “Mañana es el noveno día del noveno mes y el diablo saldrá a hacer el mal. ¡Ahora que has mejorado tus habilidades, deberías volver y matarlo!”. El ser inmortal le dio a Heng Jing una bolsa con hojas de cornejo y una botella de vino de crisantemo. Le permitió montar inmediatamente en su grulla para regresar a casa.


Heng Jing volvió a su pueblo. En la mañana del noveno día del noveno mes, llevó a la gente a una montaña, y cada persona tenía una hoja de cornejo y una copa de vino de crisantemo.

Al mediodía, el demonio salió corriendo del río Ruhe y llegó a la montaña. Sin embargo, olió de repente el singular aroma del cornejo y el vino de crisantemo. Su rostro cambió repentinamente, tembló y no pudo avanzar. Heng Jing tomó la espada e inmediatamente corrió hacia la montaña. Después de una prolongada lucha, apuñaló al demonio y la peste fue eliminada. Tiempo después, la gente consideró el subir a la montaña en el noveno día del noveno mes como una “actividad libre de desastres”.


Costumbres


Subir montañas o terrazas elevadas: Esta costumbre deriva de las características climáticas de la temporada y del culto a las montañas.


Comer pastel de Chongyang: El pastel de Chongyang es también conocido como “pastel de flores”. No tiene una forma de preparación fija. Debe hacerse en la madrugada del noveno día del noveno mes lunar, y debe tener nueve capas, como si fuera una pagoda.


Apreciar los crisantemos: El noveno mes lunar es conocido como el mes del crisantemo. Desde el período de los Tres Reinos, esta festividad se ha celebrado con bebidas y poesía mientras se aprecian los crisantemos. Según la antigua costumbre china, esta flor simboliza la longevidad.


Trasplantar cornejos: El cornejo es una hierba medicinal china que es también un desinfectante. Los antiguos chinos creían que colocar cornejos en casa durante el festival podía evitar desastres.


Beber vino de crisantemo: El vino de crisantemo es considerado auspicioso y bendito. Es un licor medicinal y su sabor es ligeramente amargo. Después de beberlo, su sabor se torna refrescante, por lo que tiene un auspicioso significado.


Adorar a los antepasados: Los antiguos chinos tenían la tradición de adorar y pedir bendiciones a los antepasados. La antigua China era una sociedad agrícola y se respaldaba en la sabiduría de sus antepasados al momento de dedicarse a los cultivos.


Montar a caballo y practicar el tiro con arco: A la gente todavía le encanta practicar el tiro ese día. Durante las dinastías del Sur y del Norte, la corte imperial dictaminó que en el Festival Chongyang los oficiales militares practicasen el tiro con arco a caballo.


Foto 1 por https://espanol.cgtn.com

Foto 2 por https://diariodeunturista.com

0 comentarios