top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

Shenzhen: brújula china para la innovación y el desarrollo sostenible

Pionera en la reforma y la apertura de China, Shenzhen ha experimentado una transformación calificada como un “milagro económico sin precedentes”.


Por Yasef Calderón y Zhou Yu, Diario del Pueblo en Línea


Pionera en la reforma y la apertura de China, la histórica Shenzhen ha experimentado dentro de la era moderna una transformación calificada como un “milagro económico sin precedentes”. Hace apenas 40 años, sus residentes vivían dentro de las limitaciones que impone ser un pueblo de pescadores. Sin embargo, después de fundar en sus predios la primera zona económica especial del país, Shenzhen no se ha dormido en los laureles ni ha dejado de abrazar nuevas metas de desarrollo. Hoy, como gran metropolis global, sigue protagonizando los principales hitos de la nueva era china.


Con los primeros vientos de noviembre y el ánimo del décimo aniversario de la Iniciativa de la Franja y la Ruta en la mirada, una nutrida delegación de periodistas chinos y extranjeros llegó a Shenzhen para recorrer sitios de interés socio-económico, ecológico, tecnológico y cultural que evidencian la pujanza y el futuro de la gran urbe de la costa sur de China.


Fortaleza industrial y relojes espaciales


El tiempo parece detenerse cuando entramos en el Museo Cultural Fiyta, una reconocida marca de relojes con sede en Shenzhen. Además de producir artículos que mezclan lo tradicional con modernos diseños, los relojes Fiyta se destacan por haber viajado en las muñecas de los astronautas chinos al espacio sideral. En su fascinante museo se exhiben los famosos relojes aeroespaciales que pueden soportar temperaturas hasta 80 grados bajo cero, un fuerte campo magnético de 48.000 amperios por metro y la fuerte vibración que se produce durante el despegue y aterrizaje de una nave espacial.


Durante la visita, los periodistas también conocieron que la próspera industria relojera de la ciudad destaca más de 200 marcas reconocidas, que actualmente retienen más del 70% de las ventas de marcas nacionales y ofertan su cátalogo en Europa, Medio Oriente, África y el sudeste asiático.


En el diálogo entre la prensa extranjera con los especialistas del sector, resaltaron que el éxito de la industria relojera de Shenzhen se debe a disponer de una cadena completa para la fabricación, investigación y desarrollo. Cajas, esferas, correas, chips, placas de circuito, micromotores... hoy en día se producen localmente más del 95% de las piezas que necesitan los relojes fabricados en Shenzhen.


Los relojeros de Shenzhen no solo se preocupan por mantener su fortaleza industrial y la conquista de nuevos mercados, también buscan la integración «moda + tecnología». En este sentido, cabe destacar la “Semana del Diseño en Shenzhen”, una importante pasarela internacional para la integración interdisciplinaria, el intercambio y la cooperación dentro del programa «Ciudad del Diseño», que actualmente Shenzhen promueve alrededor del mundo. Precisamente, en la fecha en que la delegación de periodistas chinos y extranjeros recorrió Shenzhen (tercera semana de noviembre), se presentó en Italia la “Semana del Diseño en Shenzhen” . Ugo Papi, asistente del alcalde de Roma, resaltó en el Museo de Artes del Siglo XXI, que Shenzhen "ha evolucionado de la nada hasta convertirse en una ciudad mundialmente famosa en el campo de la tecnología y el entorno de inversión".


En Shenzhen también hay empresas emergentes como Baseus, un fabricante de productos eléctrónicos, que siguiendo el concepto «Ciudad del Diseño» apuestan por una exitosa combinación entre la utilidad y la estética de sus artículos para el hogar, la oficina, las acampadas o los espacios públicos. En su camino hacia la excelencia, Baseus ha sido reconocida con más de una decena de premios por el singular e innovador diseño de sus productos.


Centro de tecnología, investigación y desarrollo de GBA


De acuerdo con el Plan de Desarrollo para el Área de la Gran Bahía de Guangdong-Hong Kong-Macao (GBA, por sus siglas en inglés), Shenzhen es una de las cuatro motores principales del desarrollo en la región, llamada a ser el centro de tecnología, investigación y desarrollo de GBA.


El PIB de Shenzhen ya superó los 3 billones de yuanes (471.000 millones de dólares) en 2021, lo que la sitúa en el tercer lugar entre las principales ciudades chinas. Desde el 2018, el cuatro por ciento del PIB de Shenzhen se invierte en investigación.


Al llegar al Parque de Hetao en la Zona de Cooperación para la Innovación Científica y Tecnológica Shenzhen-Hong Kong, iniciativa que ofrece nuevas oportunidades de colaboración urbana en GBA, los periodistas pudieron visitar varios centros pioneros en tecnología, investigación y desarrollo como el Instituto de Investigaciones de la Infraestructura del Cerebro (Brain Science Infraestructure, en inglés) y el Instituto Shenzhen-Hong Honk para la Ciencia del Cerebro, ambos adscritos al Instituto de Tecnología Avanzada (SIAT) de la Academia de Ciencias de China.


Durante el recorrido, los expertos destacaron que dentro del 14º Plan Quinquenal de Shenzhen (2021-2025), se trabaja para que las "industrias centrales de la economía digital" alcancen el 31 por ciento para 2025, una meta considerablemente más alta que el objetivo nacional del 10 por ciento. A finales del 2021, Shenzhen casi ya había alcanzado este objetivo, con un sector clave que representaba el 30,6 % del PIB, superando los 900.000 millones de yuanes (134.500 millones de dólares).


Asimismo, las industrias tecnológicas y digitales también son importantes fuentes de empleo. Actualmente, la ciudad alberga una gran cantidad de trabajadores tecnológicos altamente calificados. A finales de 2021, había más de dos millones de trabajadores técnicos profesionales, de los cuales 617.000 tenían al menos un puesto técnico de nivel medio.

Shenzhen también sigue siendo pionera en el desarrollo de regulaciones para industrias emergentes y de alta tecnología, actuando como banco de pruebas para regulaciones en inteligencia artificial, conducción autónoma y privacidad de datos.


Feria de Alta Tecnología de China: el futuro ya está aquí


En el programa de actividades de la delegación de periodistas chinos y extranjeros en Shenzhen, no podía faltar los encuentros dentro del marco de la Feria de Alta Tecnología de China (CHTF, por sus siglas en inglés), el evento de su tipo más grande e influyente del gigante asiático.


CHTF durante años ha servido como importante plataforma para el impulso de apertura china en el sector de la ciencia y la tecnología y la cooperación entre diferentes países y regiones. Este año, se destacó por su alto poder de convocatoria.


Al conversar con expositores extranjeros provenientes de países participantes, entre los que se destacan Argentina, Uruguay, Brasil y Portugal, entre otros, los periodistas extranjeros pudieron patentizar el regocijo y las altas expectativas por estrechar relaciones comerciales con las empresas y distribuidores chinos de la alta tecnología. Al mismo tiempo, los expositores subrayaron el importante rol de China en la actual era tecnológica y su cabal contribución e impulso a un futuro común que ya está aquí.


Ecología, cultura, turismo y energías renovables


Como parte consustancial al latir social de Shenzhen, no se podía pasar por alto la vital sinergia entre el desarrollo, ecología y las energías renovables que hoy se trenzan en la gran urbe costera.


Shenzhen, una de las primeras ciudades de China en desarrollar la industria de las nuevas energías, cuenta en la actualidad con más de 7.000 empresas dedicadas a servicios relacionados con el almacenamiento de energía. En los últimos años, la ciudad ha exhibido numerosos e importantes logros innovadores, situándose a la vanguardia tecnológica mundial del sector.


Siguiendo la ruta de la transformación ecológica y con bajas emisiones de carbono en función del desarrollo económico y social, los periodistas recorrieron en autos eléctricos chinos los hermosos parajes de la aldea Hakka, y comprobaron de primera mano en el Parque Yunhai Park y en el Parque Playa Dameisha los avances en la implementación de sistemas digitales e inteligentes que garantizan la salud de espacios ecológicos, rurales y de costa, donde el impacto comercial del turismo a gran escala no compromete el futuro verde de Shenzhen.


Entre las características sostenibles que respeta la construcción en este tipo de zonas se destacó el uso del hormigón fabricado con áridos reciclados y agregados, procedente de residuos de hormigón de construcción o demoliciones. Por otro lado, se puso de relieve la alta eficiencia energética, las amplias áreas de paneles fotovoltaicos, el autoconsumo y la generación de energías limpias para el consumo en transportación, hoteles, zonas de esparcimiento y centros comerciales.


Para muchos de los periodistas que recorrieron Shenzen, volver años más tarde a este entrañable lugar de China seguirá siendo una manera tácita de viajar a la semilla del concepto moderno de megaciudad inteligente, un lugar donde se hace realidad la política pública de desarrollo tecnológico con una fuerte inversión en infraestructura para el desarrollo portuario, el desarrollo tecnológico, el crecimiento urbano y el equilibrio ecológico.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Voces del sur global : Democracia ¡Qué democracia?

¿Qué es la verdadera democracia? ¿La democracia occidental realmente sirve al pueblo o sucumbe al capitalismo? Sintonice el segundo episodio de GlobalSouth Voices para obtener las respuestas del senad

Comments


bottom of page