top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

China: Rolls-Royce lanza una nueva planta en Beijing

Se espera que la instalación esté operativa en 2026 y alcance su capacidad máxima a mediados del 2030.


Por Fabián Pizarro


El conglomerado industrial británico Rolls-Royce inició este jueves la construcción de su Beijing Aero Engine Services Co Ltd (BAESL) en Beijing, su instalación de mantenimiento, reparación y revisión (MRO) de empresa conjunta 50/50 establecida con Air China. La compañía se ha mostrado optimista sobre la creciente demanda de servicios posteriores de motores a reacción en China.


Se espera que la instalación esté operativa en 2026 y alcance su capacidad máxima a mediados de la década de 2030. Para entonces, podrá brindar anualmente hasta 250 servicios de reparación de motores. La instalación se ha convertido en la mayor inversión de Rolls-Royce en la parte continental China, y una de las más grandes a nivel mundial en los últimos años.


Cuando alcance su capacidad máxima, la instalación empleará a 800 trabajadores, principalmente reclutados y capacitados localmente, para brindar servicios de MRO en los motores aeronáuticos Rolls-Royce Trent 700, Trent XWB-84 y Trent 1000, que se instalan principalmente en aviones de fuselaje ancho como el Airbus A330 y el A350.


Con una superficie de más de 80.000 metros cuadrados, la instalación sirve como la primera empresa conjunta de MRO de Rolls-Royce en la parte continental de China, y la cuarta en su red global de MRO.


"Alrededor del 20 por ciento de nuestros motores Trent globales se han entregado a China, y el servicio posterior en el país crecerá un poco más rápido que el promedio mundial", afirmó Rob Watson, presidente de aeroespacial civil de Rolls-Royce.


"Cuando entre en operación en 2026, BAESL respaldará los crecientes requisitos de capacidad de MRO de nuestros clientes globales y, en particular, los de la región. Ahora nuestro tercer mercado más grande de un solo país, China es una parte importante de nuestra cadena de suministro", precisó Watson, quien visitó China esta semana, la primera gran visita al extranjero en su nuevo cargo.


Al entrar en el mercado chino en 1963, Rolls-Royce ahora opera cinco empresas conjuntas en China, incluyendo BAESL. Ubicada en Beijing, la nueva instalación respalda los objetivos de sostenibilidad de Rolls-Royce al reducir el transporte al extranjero de motores para servicios MRO.


Según un pronóstico reciente del fabricante europeo de aviones Airbus, en los próximos 20 años, se espera que las aerolíneas chinas adquieran 9.440 nuevos aviones para satisfacer la creciente demanda de viajes aéreos comerciales.


"BAESL está a punto de entrar en una fase de construcción. Una vez operativo, mejorará efectivamente la operación del motor de alto empuje de Air China y garantizará aún más la seguridad de nuestra flota", ratificó Ni Jiliang, vicepresidente primero de Air China y presidente de BAESL.


"Air China se ha dedicado constantemente a desarrollar capacidades de mantenimiento de aeronaves, garantizar la confiabilidad de la flota y mejorar la industrialización del mantenimiento de aeronaves", agregó.


En los primeros seis meses, Rolls-Royce ha experimentado un rendimiento comercial en auge en términos de ganancias y sigue buscando oportunidades para crecer en los próximos cinco años.


0 comentarios

Comments


bottom of page