top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

Estrategia nacional china: El desarrollo a lo largo del río Yangtsé

El desarrollo integrado del delta del río es una de las dos estrategias nacionales importantes que China ha lanzado para promover el desarrollo de las regiones.


Por Yuan Yuan


Este artículo es una alianza con Revista China Hoy


En el cruce de la ciudad de Shanghai y las provincias vecinas de Zhejiang y Jiangsu se está construyendo un complejo cuadrangular como parte de la zona de demostración para el desarrollo ecológico y verde integrado en el delta del río Yangtsé, una de las regiones más sólidas, abiertas e innovadoras de China.


Construido directamente sobre el río Taipu, el complejo estará diseñado como cuatro pabellones conectados por tres puentes sobre el río, lo que mostrará tanto la ciudad de Shanghai como las provincias de Jiangsu, Zhejiang y Anhui.


El patio cuadrangular, denominado Fangting Shuiyuan (“salón cuadrado y patio de agua”), es un hito en el desarrollo de toda la zona de demostración, conocida como Watertown Parlor (“salón del poblado de agua”), que se extiende por tres ciudades en el cruce provincial y cubre aproximadamente 35,8 kilómetros cuadrados, incluso más grande que el área de la Región Administrativa Especial de Macao, en el sur de China.


La zona interprovincial se centra en un trazado natural y ecológico con una combinación de agua, bosques y tierras de cultivo, y promueve la protección y el tratamiento coordinado del medio ambiente acuático, aéreo y terrestre.


Según el diseño de la zona publicado en mayo del año pasado, el sistema ecológico interconectado y la red de transporte de la zona tomarán forma para 2025, y la zona se convertirá en un modelo de aldea acuática y asentamiento humano de clase mundial para 2035.


Prioridad verde


El desarrollo integrado del delta del río Yangtsé es una de las dos estrategias nacionales importantes que China ha lanzado para promover el desarrollo de las regiones a lo largo de este río, el más largo de China y también conocido como la “vía dorada” del país. Fue elevada al nivel de estrategia nacional en 2018. La otra estrategia nacional relacionada es la Franja Económica del Río Yangtsé, propuesta por el presidente Xi Jinping en 2013, y que se convirtió en estrategia nacional en 2014.


Originario de la meseta Qinghai-Xizang en el oeste de China, el río Yangtsé fluye a través de 11 regiones de nivel provincial antes de desembocar en el Mar Oriental de China, abarcando así varias zonas de gran potencialidad económica de China y sus principales áreas productoras de arroz.


El delta del río Yangtsé incluye la ciudad de Shanghai y sus tres provincias vecinas, Zhejiang, Jiangsu y Anhui, mientras que la Franja Económica del Río Yangtsé cubre todas las regiones de nivel provincial a lo largo del río.


La protección del medio ambiente es considerada desde hace mucho tiempo la base fundamental para un desarrollo de alta calidad a lo largo del río. El presidente Xi destacó que “la transformación verde debe ser la máxima prioridad” en cuatro simposios diferentes sobre el avance del desarrollo de la Franja Económica del Río Yangtsé.


En los últimos años, China ha tomado una serie de medidas para proteger el río Yangtsé, incluida la retirada de fábricas de productos químicos de las orillas del río, la restauración de la costa del río, la mejora del tratamiento de las aguas residuales y la imposición de una prohibición de pesca de 10 años, de 2021 a 2030, en las corrientes y afluentes principales del río Yangtsé.


La combinación de estos esfuerzos ha sido una historia de éxito. Por ejemplo, el número de raras marsopas sin aletas del Yangtsé, un barómetro de la calidad del agua en la cuenca del río, aumentó de 1012 en 2017 a 1249 a finales de 2022.


Tales esfuerzos requieren una cooperación interprovincial. Mientras presidía un simposio sobre la promoción del desarrollo integrado de la región del delta del río Yangtsé en Shanghai el 30 de noviembre pasado, Xi enfatizó que diferentes regiones deberían cooperar en la formulación de políticas sobre conservación de energía y reducción de emisiones y carbono, a fin de construir un sector manufacturero verde regional.


Cong Yi, profesor de economía en la Universidad de Finanzas y Economía de Tianjin, indicó en una entrevista con el diario Global Times que la protección del medio ambiente es un requisito previo para el progreso futuro de la Franja Económica del Río Yangtsé, y añadió que el desarrollo verde y sostenible de la franja servirá de modelo para el desarrollo de otras regiones.


Vinculación entre regiones


Según estadísticas oficiales, la franja económica cubre más de dos millones de kilómetros cuadrados, o una quinta parte de China, y alberga al 43,1 % de la población nacional total. Su PIB, que mide el tamaño y la salud de la economía, alcanzó los 55,98 billones de yuanes (7,86 billones de dólares), el 46,5 % del total nacional, en 2022.


“Las 11 regiones de nivel provincial en la Franja Económica del Río Yangtsé tienen diferentes niveles de desarrollo”, manifestó Wu Chuanqing, profesor de economía de la Universidad de Wuhan, al diario China Economic Times. En el este de China hay algunos lugares más desarrollados, como Shanghai y la provincia de Jiangsu, mientras que en la parte suroeste del país, hay otros menos desarrollados, como las provincias de Guizhou y Yunnan. “La cooperación entre estas regiones puede facilitar la transferencia ordenada de industrias intensivas en capital, tecnología y mano de obra desde las regiones orientales del país a sus áreas central y occidental, y desde los centros metropolitanos a las regiones del interior”, añadió Wu.


Esta reubicación de industrias no solo ayudará a aliviar las presiones ambientales y de recursos en las regiones orientales, sino que también creará nuevas oportunidades para el desarrollo económico en las regiones central y occidental, reduciendo así la disparidad regional.


Por lo tanto, mejorar la conectividad dentro de la Franja Económica del Río Yangtsé es vital para facilitar el flujo eficiente de bienes, servicios y personas. Esto incluye la construcción de redes ferroviarias de alta velocidad, autopistas y vías navegables, así como la mejora de las tecnologías de la información y las comunicaciones.


Sin embargo, el concepto de vinculación no se limita a la Franja Económica del Río Yangtsé.

El ferrocarril China-Laos, que conecta la provincia de Yunnan, en el suroeste de China, con Laos y, por extensión, con el Sudeste Asiático, desempeña un papel crucial en la integración de Yunnan en la economía global y el fortalecimiento de su posición dentro de la Franja Económica del Río Yangtsé.


El Expreso Ferroviario China-Europa, que no deja de expandirse, con sus trenes de carga que conectan China y Europa, es una parte integral de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. La línea expresa también ha proporcionado una alternativa de transporte confiable y eficiente a las rutas marítimas tradicionales, reduciendo los tiempos de tránsito entre China y Europa.


Esto ha beneficiado a una variedad de industrias en la Franja Económica del Río Yangtsé, incluida la electrónica, la industria automotriz y la fabricación de maquinaria, lo que facilita la integración de la franja en las cadenas de suministro globales e impulsa la economía orientada a las exportaciones de la región.


Formas más inteligentes


Con numerosas universidades, institutos de investigación y parques industriales de alta tecnología de primer nivel, la Franja Económica del Río Yangtsé tiene una gran cantidad de talento y conocimiento para promover avances tecnológicos y se ha convertido en un motor de innovación y fabricación inteligente.


Los datos del Buró Nacional de Estadísticas muestran que el gasto total en investigación y desarrollo (I+D) en la Franja Económica del Río Yangtsé alcanzó los 1,48 billones de yuanes (0,2 billones de dólares) en 2022, un aumento interanual del 10,4 %.


“La inversión en I+D se complementa con la base de fabricación bien establecida de la zona, que permite crear rápidamente prototipos, probar y ampliar nuevas innovaciones”, afirmó Zou Wei, profesora de economía de la Universidad de Wuhan, en un foro sobre la promoción de la alta calidad de desarrollo de la Franja Económica del Río Yangtsé el 15 de noviembre pasado.


La provincia de Guizhou, ubicada en el suroeste de China, ha logrado grandes avances en la industria digital en los últimos años. Guizhou se ha convertido en un centro para la economía digital del país, y el gobierno provincial promueve activamente el desarrollo de las industrias de macrodatos y computación en la nube.


Con su clima favorable y sus ricos recursos naturales, Guizhou ha atraído a muchas empresas tecnológicas líderes para establecer sus centros de datos en la región, incluidos los titanes tecnológicos chinos Huawei y Tencent.


En el primer Foro Donghu celebrado en octubre pasado en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, los expertos, formuladores de políticas y líderes empresariales participantes discutieron y compartieron mejores prácticas para impulsar el progreso tecnológico a lo largo del río Yangtsé.


“Trabajaremos juntos para avanzar en la construcción de Shanghai como un centro global de innovación y tecnología, y de Wuhan como un centro de innovación científica y tecnológica influyente a nivel nacional”, aseguró Xiao Song, subdirector del Departamento de Ciencia y Tecnología de la provincia de Hubei en el foro. “Promoveremos la interacción coordinada a lo largo del río Yangtsé. Este esfuerzo de colaboración tiene como objetivo fomentar una red de innovación interregional más vibrante”, concluyó Xiao.

 

0 comentarios

Comments


bottom of page