top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

La Ciudad Prohibida se libra de inundaciones gracias a su excelente sistema de drenaje

El sistema, construido en la dinastía Ming (1368-1644), aún conserva antiguos canales de lluvia que suman 15 km de largo.


Por Fabián Pizarro


Aunque la ciudad de Beijing ha registrado grandes tormentas en los últimos días, la Ciudad Prohibida se ha librado de las inundaciones gracias al excelente sistema de drenaje.


El sistema, construido por primera vez en la dinastía Ming (1368-1644), aún conserva antiguos canales de lluvia que suman 15 kilómetros de largo, 13 kilómetros de los cuales están ocultos. Todas esas zanjas conducen al Río Dorado Interior conectado con el foso circundante fuera de la Ciudad Prohibida, así como al Río Dorado Exterior y los sistemas de agua Zhonghai-Nanhai.


Los cimientos de la Ciudad Prohibida están inclinados. La plataforma es más alta en el norte y más baja en el sur. También es más alta a lo largo del eje central y más baja en ambas alas, lo que es ideal para el drenaje natural.



0 comentarios

Comments


bottom of page