top of page
  • Fabián Pizarro Arcos

Shenzhen busca autorizar que taxis voladores entren en funcionamiento en la ciudad

Los drones y la posibilidad de taxis voladores son algunas de las tecnologías que actualmente se están sopesando.

Este espacio es una alianza con CGTN Español


Por Fabián Pizarro


El Gobierno de Shenzhen, en el sur de China, se encuentra actualmente consultando a la opinión pública local de cara a recabar información que contribuya al diseño de una serie de nuevas políticas destinadas a desarrollar el espacio aéreo de baja altitud de la ciudad, comprendido desde el nivel del suelo hasta los mil metros de altura. Los drones y la posibilidad de taxis voladores son algunas de las tecnologías que actualmente se están sopesando. Alza la vista, tu comida está en camino. Los envíos con vehículos aéreos no tripulados ya no son una novedad en la ciudad de Shenzhen. Esta azotea es una de las cinco plataformas habilitadas para envío de paquetes por el cielo.

El gigante tecnológico Meituan afirma que estos vehículos pueden entregar los pedidos en un plazo de 12 a 15 minutos y unos 40 en hora punta. Habiendo completado hasta ahora más de 160.000 pedidos en Shenzhen y Shanghai, Meituan desempeña un papel clave en la economía china de baja altitud. Cualquier compañía con posibilidades de innovar en este sector puede optar a subvenciones por millones de dólares. "Las subvenciones gubernamentales son solo proporcionales, pero nos permiten invertir más en tecnología. Estas políticas atraen también la inversión privada y ayudan a toda la industria. Ahora mismo, el coste de las entregas con drones es mayor que con mensajeros, pero bajará considerablemente en los próximos cinco o diez años. Con todo, no estamos aquí para sustituir a los riders, más bien estamos creando puestos de trabajo diferentes para ellos", señaló Wang Zhen, gerente de asuntos públicos de Meituan Drones. Shenzhen está levantando autopistas en el cielo, y no solo para mercancías, sino también para personas. Shenzhen East General Aviation está en vías de dar forma a la primera plataforma de movilidad aérea urbana de China, operando todo tipo de vehículos aéreos de baja altitud. "La Gran Área de la Bahía es un mercado en auge. Nuestros servicios de helicóptero ya cubren nueve ciudades de la provincia de Guangdong, además de las RAE de Hong Kong y Macao. Aprovechando esa experiencia, estamos trabajando con empresas de drones de pasajeros en el diseño de rutas y pruebas. Esperamos obtener el primer permiso de vuelo comercial antes de fin de año", dijo Zhou Hui, directora de operaciones de Shenzhen East General Aviation. Un viaje desde el este de Shenzhen al aeropuerto, en el oeste de la ciudad, puede llevar más de dos horas por vías convencionales, pero en helicóptero no llega ni a 20 minutos. Un viaje en este lujoso helicóptero bimotor cuesta 2.700 dólares, pero un billete en una aeronave más pequeña cuesta diez veces menos por las subvenciones del Gobierno. "¿Cómo podemos optimizar las rutas de estos vehículos? Porque en las vías de baja altitud no tenemos un sistema de tráfico y guía tan claro como en tierra, con semáforos, líneas y carriles. Hay que ver cómo podemos transportar esos vehículos de forma segura a la vez, y también hay cuestiones legales. Hasta ahora, no hay leyes ni normas que digan cómo utilizamos los recursos a estas alturas", expresó Wu Haifeng, director ejecutivo del Instituto de Economía de Datos de Shenzhen. Shenzhen está inmersa en esta actividad legislativa. Las propuestas para la ley abarcan campos como el registro de nuevos vehículos, los protocolos de responsabilidad y una base de datos.



0 comentarios

Comments


bottom of page